Así va la transformación digital en Colombia

Publicidad y Marketing en Colombia SAS: *


Así va la transformación digital en Colombia
El auge de las nuevas tecnologías es una oportunidad para que el país genere nuevos servicios.


El proceso de transformación digital es imparable en el mundo. No se trata de un proceso fácil, pues implica desafíos que deben ser afrontados en función de necesidades muy diversas.

Según Santiago Pinzón Galán, vicepresidente de Transformación Digital de la Asociación Nacional de Empresarios (ANDI), “en la Encuesta de Transformación Digital, los empresarios manifestaron su preocupación por la falta de cultura digital (76,2 por ciento), el desconocimiento (61,6 por ciento) y el presupuesto requerido para la adopción de tecnologías (57,1 por ciento)”.

En la misma encuesta, los empresarios afirmaron que sus prioridades al invertir en tecnologías son principalmente la automatización de procesos (82,8 por ciento) y la reducción de costos (57,8 por ciento). Esto demuestra el interés de las empresas en acelerar el tiempo de ejecución de las actividades y sustituir sus procesos manuales por aplicaciones de software.

Se evidencia que en el año 2017, el 58,4 por ciento de las empresas de manufactura y servicios ya contaban con una estrategia de transformación digital, mientras que el 58,9 adelantó o tenía previsto realizar inversiones en tecnología y transformación digital, durante ese mismo año.
La irrupción de lo digital, fenómeno que por sus cambios radicales ha recibido nombres como el de “cuarta revolución industrial”, está modificando las formas de relacionamos con nuestro entorno, de trabajar, y en suma, de vivir. 

El ámbito empresarial no es ajeno a estas transformaciones. Muy importante ha sido la disminución de barreras para participar de distintos tipos de negocios. “Los avances de las nuevas tecnologías están impactando amplia y transversalmente a todos los sectores productivos de la economía: salud, turismo, industria, transporte, servicios financieros y agroindustria”, afirma Pinzón Galán.

Las tecnologías digitales también han facilitado la comunicación y la información en distintos niveles y han impulsado el surgimiento de nuevas oportunidades de desarrollo económico. ¿De qué manera? Transformando las vías tradicionales de ofrecer productos y servicios, fomentando la innovación y la apropiación tecnológica, ampliando el horizonte de la educación y de la cultura, y en general, facilitando el surgimiento de múltiples formas de conectarse con un mundo globalizado. 
Según el vicepresidente de Transformación Digital de la ANDI, “esta realidad trae consigo la oportunidad para que el país alcance un mayor crecimiento económico, genere nuevos servicios, cree más empleos y busque la equidad entre su población, con el propósito de cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible trazados por la ONU con miras al 2030”.

Para la ANDI, si el país quiere impulsar con éxito la transformación digital, debe afrontar retos como los siguientes: cambiar la mentalidad del Gobierno, los empresarios, la academia y los ciudadanos; promover la seguridad jurídica para facilitar la inversión y el despliegue de la infraestructura; adoptar marcos tecnológicos neutrales que promuevan la competencia; fomentar una cultura de seguridad digital mediante la protección de datos; y eliminar las brechas para acceder a servicios digitales.

En temas de educación, es importante adelantar acciones de aprendizaje que promuevan la creatividad, la comunicación asertiva, el liderazgo, la diversidad y la inteligencia emocional, así como desarrollar competencias y formación en STEM (acrónimo en inglés utilizado para referirse a la educación en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

“El sistema educativo debe responder a las necesidades de cambio anticipando la demanda y generando un diálogo constante entre el sector público, el sector privado y la academia. Un ejemplo de esto es un programa que se implementa en el SENA desde septiembre de 2017 con recursos de JP Morgan y con el apoyo de la ANDI, en el que se generan capacidades para la formación en temas como ciberseguridad, análisis de datos y habilidades de negociación. La meta para 2019 es haber formado y empleado a 600 personas en Bogotá, y empezar a replicar el programa en otras regiones”, explicó Pinzón Galán.


La Universidad del Norte también contribuye

Una de las claves para la transformación digital es, indudablemente, el talento. “Sin este, el país podría perder la oportunidad de insertarse efectivamente en las cadenas globales de valor y de generar mayor bienestar para su población”, señala el Vicepresidente de Transformación Digital de la ANDI. 
Por medio de su Especialización en Transformación Digital, la Universidad del Norte contribuye a formar capital humano para que las empresas colombianas puedan competir de manera exitosa en los mercados globales y para impulsar también el desarrollo de una nueva mentalidad, más abierta hacia las ventajas y posibilidades las nuevas tecnologías.

Publicidad:

Gracias a ElTiempo

No hay comentarios:

Publicar un comentario